Colegiación

El sentido de la colegiación

2014, un año por acabar y ya es para recordar: abdica el rey, se corona Felipe VI, el bipartidismo español se rompe tras las elecciones europeas, y la #uniónto tiene gran impacto y consigue la aprobación del Consejo General de Colegios de Terapia Ocupacional ¡¡¡Por fin la colegiación obligatoria!!!

Recibí una petición de firma donde, principalmente, se hablaba de Terapia Ocupacional como profesión sanitaria. Literalmente decía “Nos resulta de extrema preocupación que siendo la Terapia Ocupacional una disciplina con contacto directo e impacto sobre la salud de las personas, no se contemple la colegiación obligatoria de sus profesionales en el citado Anteproyecto de Ley, ya que son actualmente los Colegios Profesionales quienes en muchas Comunidades Autónomas actúan como garantes de la calidad de los servicios profesionales ante casos de mala praxis, intrusismo disciplinar, publicidad engañosa o competencia desleal, entre otros.” No firmé, primero me informé y reflexioné…

Trabajo como Terapeuta Ocupacional en una residencia de mayores. Mi salario no es ni más ni menos que lo que dicta el VI Convenio colectivo marco estatal de servicios de atención a las personas dependientes. Estoy contratada a 40 horas semanales. No tengo problemas para tener efectivo el ingreso de mi nómina. Por suerte, Andalucía no cuenta con colegio en la actualidad, por lo que no voy a colegiarme hasta me notifiquen que no puedo ejercer la profesión sin previa colegiación. Económicamente podría pagarme esta colegiación, puesto que no tengo personas a mi cargo, ¿pero por qué no dejamos decidir a cada profesional?

Trasmití mi preocupación a la Asociación Ocupación con Sentido, desde la cual imaginamos nuestra situación desde el enfoque del Modelo Kawa. Visualizamos el río, el trascurrir del agua que simboliza el fluir de nuestra profesión, la Terapia Ocupacional, que, a su paso, se encuentra con una enorme roca. Bautizamos esta roca como Apartheid Ocupacional. ¿Por qué? porque supone una restricción del desempeño ocupacional debido a una injusticia social. Así es, sentimos este “avance histórico” como una opresión, en la que se niega/limita el acceso a una ocupación (desempeño del trabajo como Terapeuta Ocupacional) que conlleva la limitación de otras tantas ocupaciones (este trabajador tendrá dificultades para poder desarrollar áreas como la educación, no podrá pagarse el máster para especializarse en daño neurológico o en el área de ocio tendrá grandes limitaciones para ejecutar intereses y aficiones como viajar o pagar el gimnasio).

Nuestros compañeros y conocidos más cercanos ya conocen nuestra opinión, pero hoy queremos abrirla al resto de españoles (sean Terapeutas Ocupacionales o no). ¿De qué cuantía estamos hablamos? ¿200 € anuales? Nos parece una barbaridad que nos obliguen a pagar por ejercer la profesión teniendo condiciones laborales tan penosas. Conocemos decenas de T.O que están en activo. La mayoría están cobrando con meses de retraso, contratados a jornadas parciales (cotizando 10-15 horas semanales), con contratos temporales, jefes y empresas presionando con bajadas de ratio… Desgraciadamente, muchos de ustedes sabéis mejor que nadie lo que es vivir esta situación. No nos parece un acto de justicia obligarles a estas personas a pagar el colegio para poder ejercer una profesión. Una parte de esa cuota irá destinada a cubrir la responsabilidad civil que ahora mismo (en caso de no estar colegiada) paga tu empresa, así que, de esta manera se lucrarán un poco más.

Hemos leído todos los argumentos que #uniónto apoyaba, coincidimos en el deseo de que la profesión avance y creemos que el agruparnos nos hace bien. Pero ¿frente a quién tenemos la necesidad de defender nuestro colectivo? Cuánto se habla de intrusismo laboral y qué poco hablamos de la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) y de la amenaza de tantos puestos de trabajos por parte del Gobierno con sus reformas laborales (entre ellos, los Terapeutas Ocupacionales y otra profesiones que también tienen impacto en la salud). Y es que, a veces, nos indigna más que un TASOC (Técnico en animación sociocultural) haga tareas que son que conferidas a los terapeutas ocupacionales, que preocuparnos por esos mangantes que oprimen a toda la clase trabajadora.

Julio 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s